Música

sábado, 12 de marzo de 2011

Como la vida misma.

Estoy mareada, mareada de dar tantas vueltas. Que la vida da muchas vueltas, quizás demasiadas... Y que en esas vueltas hay sorpresas, hay obsesiones, hay metas, hay objetivos, hay milagros, espinas... De todo.
Y esque nuestra cabeza es como la vida misma. Hay cuatro estaciones, y a mi, sin duda, la que mas me gusta es la que se llama "Verano".
Voy a explicar las cuatro estaciones, una a una, con detalle:

-OTOÑO: te sientes mal. La mente se nubla, y el sol deja de brillar. No entiendes nada, estas confusa, hasta que algo termina de derrumbarte...

-INVIERNO: el adjetivo que mejor describe esta estacion es el FRIO. Pero no el frio que todos conocemos, que se nos congelan las manos y la nariz, no. Es un frio distinto, que nos llega al corazon y que lo agrieta. Parece que todo se nos viene abajo, que se te muere el alma... Es increible, tanta tristeza acumulada, tantas grietas en el corazon, tan congelados tus pensamientos... Crees que nunca lo vas a olvidar, que es imposible superar esto que estas viviendo. Que solo un MILAGRO podria sacarte de esa depresion... Pero, claro, los milagros no existen...O eso crees.

-PRIMAVERA: De repente, algo te deja sin palabras, y esque algo muy importante ha ocurrido... SALISTE DE ESA ESPECIE DE LABERINTO!  Como? que a pasado? un MILAGRO. Pero que milagro? que es eso? como a sucedido? Abres los ojos, y ahi lo ves: ese milagro, que creias que no existia, dice que se llama "AMIGO". Que palabra tan bonita...

-VERANO: ¡Me siento bien, no, genial, nunca me habia sentido asi! ¿Porque? Gracias a ese milagro llamado amigo que me saco de un sitio oscuro. Creía que no existian los milagros, ni la luz, creia que estaba sola con mis pensamientos y que las heridas eran imposibles de curar. Pero estaba equivocada, ahora soy FELIZ, muy feliz. Pues si, los milagros existen de verdad. No puedo describirlos, porque son tan bonitos, tan preciosos, tan increibles... No hay palabras. Haria todo lo posible por sacarlos a ellos de sus laberintos, de darles la luz que necesitan, de acompañarles siempre. Y asi lo hare.

TE QUIERO, ESTRELLA.

Recuerda.

Todo lo que hagas en esta vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas, porque nadie más lo hará por ti.